¿Cómo obtiene Arpal los datos de recuperación?

Para reducir el impacto sobre el medio ambiente producido por los envases y residuos de envases, así como para garantizar el funcionamiento del mercado interior, la Unión Europea adoptó la Directiva 94/62/CE, modificada por la 2004/12/CE. Esta Directiva fue incorporada a nuestro ordenamiento jurídico mediante la Ley 11/1997 de 24 de abril de Envases y Residuos de Envases, estableciéndose así para España unos objetivos de reciclado y valorización, en consonancia con lo marcado por la Unión Europea.

http://www.aluminio.org/img/reciclar_datos.jpg

Según la nueva normativa, para conseguir estos objetivos, se permiten dos sistemas: los Sistemas integrados de gestión de residuos de envases (SIG) y el Sistema de depósito, devolución y retorno.

El sistema implantado en nuestro país es el Sistema Integrado de Gestión a través de Ecoembalajes España, que está funcionando satisfactoriamente para la mayoría de los materiales. Parece sensato esperar y ver qué ocurre en otros países en los que está implantado o se va a implantar el sistema de depósito para, teniendo en cuenta sus condicionantes y resultados, adoptar aquí la solución más conveniente.

Para poder llevar a cabo el Sistema Integrado de Gestión se deben celebrar acuerdos entre los fabricantes y distribuidores  de envases y los recuperadores de residuos. Todos los agentes involucrados en este proceso están estudiando la forma de alcanzar los objetivos establecidos por las normativas en el plazo establecido.

La Asociación para el reciclado de productos de aluminio (Arpal) se suma a estos esfuerzos y realiza desde el año 2002 un estudio para evaluar las toneladas de envases de aluminio que se recuperan en España a través del tejido empresarial de los recuperadores. Este estudio pretende ser complementario al realizado por Ecoembes, que recoge las cantidades de aluminio importadas, las que provienen de plantas de selección, de plantas de compost, o de recogida complementaria. Se realiza a través de la FER (Federación Española de Recuperación), el Gremi de Recuperació de Catalunya y otras asociaciones de recuperadores.

Los recuperadores tradicionales, al estar en el mercado del reciclaje y al ser los chatarreros de toda la vida, son imprescindibles para un estudio anual, sobre todo para un material como el aluminio”, explica José Miguel  Benavente, Presidente de Arpal.“La metodología de este estudio tiene que ser sui generis, porque se ha de conocer muy bien el mercado y las personas que lo conforman, y se ha de conseguir que te pasen sus datos a cambio, sólo, de confidencialidad. Pero en realidad el método es sencillo: si no sé algo, voy y se lo pregunto a alguien que lo sepa”.

Como objetivo prioritario, en este estudio intenta obtener datos absolutamente fiables: “Estos datos se recogen directamente del recuperador, y las personas a las que preguntamos  colaboran constantemente con las asociaciones de recuperadores. Además, el estudio se basa en una exigencia interna. Son datos absolutamente necesarios, debido a las peculiares características de este material y porque tenemos una nueva legislación que nos marca objetivos determinados para el 2008. El estudio se realiza con profesionalidad y analiza en profundidad los datos recogidos por Ecoembes para no duplicar resultados”, puntualiza el presidente de Arpal.

Consulta los datos anuales: